Etiquetas

, , , , , , , ,

Llevaba ya un tiempo queriendo escribir este post. Casi desde que llegué. Y hoy por fin me he puesto a ello.

Según se ha dicho siempre, China es el país con mayor número de bicicletas. Pues viendo cómo está la cosa en Alemania, no quiero ni imaginármelo.

Aquí son muy aficionados a moverse en bicicleta, y la verdad es que se nota:

Aquí hay bicis a montones. De todos los tipos, tamaños y colores. Y a mí me mirabais raro porque me empeñé en moverme en bici...

Y no creáis que esto son modernidades de la juventud para ir a clase o moverse por la ciudad, no. En el tiempo que llevo aquí he visto a toda clase de gente moverse en bici, desde niños a gente mayor de no menos de 60 y tantos, tanto hombres como mujeres, tanto para moverse pro la ciudad, como para ir a la universidad, o incluso para ir o venir del trabajo desde las afueras de la ciudad.

Por ejemplo, he visto a familias enteras salir de paseo en bici, con niños ya creciditos en sus propias bicis, con niños no tan creciditos, con sus mini-bicis enganchadas con una barra a la del padre (esto es, a remolque), o incluso con niños pequeños, en silletas como las de los coches que se acoplan sobre la rueda trasera, o inventos como éste:

El remolque carricoche, de lo más prácticos para pasear a los más peques... o para llevar la compra, cuando los peques se quedan en casa.

También he visto a una pareja de ciclistas de paseo en un tándem, pero por desgracia, en ese momento no tenía la cámara a mano.

Pero no penséis que las bicicletas aquí se usan sólo para pasear. También los hay que tienen a la bicicleta como medio de transporte en su trabajo. Por ejemplo, el cartero:

O mejor dicho, la cartera: ahí detrás, a la derecha la tenéis, carta en mano.

Pero no acaba ahí la cosa: también los profesores de la universidad la usan, y gente de negocios, todo trajeados y con la cartera de cuero sujeta al portaequipajes.

Así pues, no es de extrañar que el tema del carril bici lo tengan más que superado. De hecho, hay hasta señalización exclusiva para bicicletas.

Esto es un carril bici en Alemania: una simple raya blanca pintada en la acera, que deja la parte más cercana a la calzada para las bicicletas, y la interior para peatones.

La señal que veis en la foto de arriba es la misma que estaba en la foto del cruce: indica por qué lado de la línea deben circular las bicicletas y por qué lado los peatones. Por supuesto, hay una que es al revés, con las bicis por la derecha y los peatones por la izquierda. Además, aquí la gente respeta bastante el carril bici, y no suelen andar por él, como hacen por allí abajo.

Esta señal está en una calle donde están arreglando la canalización, y han cortado un carril de la calle y han cogido un trozo de acera, así que sólo queda un trocito de acera para peatones y ciclistas. Llama la atención que incluso en unas obras se paren a poner señalización para ciclistas.

Esta señal, por el contrario, indica que es una calzada compartida para ciclistas y peatones, con lo que hay que ir con cuidado. Normalmente se encuentran en calles donde las aceras son estrechas.

Por supuesto, en algunos puntos “negros” hasta hay semáforos para ciclistas:

Este semáforo está en un cruce peligroso de dos calles bastante transitadas, así que, hasta los ciclistas tienen que tener mucho cuidado aquí.

Aquí tenéis otro ejemplo de señalización en obras:

Éste lugar está a dos minutos de donde vivo. Y lo más sorprendente es que pusieron toda la señalización a pesar de que las obras duraron apenas tres días.

Y ya para terminar, un detalle que me llamó bastante la atención. Se trata de la iluminación de este tramo:

Este tramo está un poco más adelante que la foto anterior de las obras, camino de la Universidad.

Lo sorprendente de este tramo no es que haya iluminación, sino que en algunas de las farolas hay esto:

¡Púlsame! Ahorro en iluminación para ciclistas, deportistas y paseantes.

Si recordáis el mapa de Konstanz, el sitio donde vivo ya estaba bastante a las afueras (en realidad, está en un pueblecito llamando “Allmansdorf”, que vendría a ser como una pedanía de por allá), y la universidad está aún más lejos. Por supuesto, no vale la pena mantener este camino iluminado constantemente, por lo que han instalado estos pulsadores: cuando alguien va a pasar, pulsa, y las farolas se encienden durante un rato, el que han calculado que se tarda en pasar por esta zona (y si no, más adelante hay otros pulsadores). Así, se ahora en energía eléctrica y en contaminación lumínica, a la vez que hay una buena iluminación para cuando se necesita.

Y ya para terminar, un dato curioso: si alguna vez os subís en una bicicleta alemana, mucho cuidado, porque tienen un sistema de seguridad que hace que al dar pedales hacia atrás, la rueda trasera frene. Es bastante curioso para quien no está acostumbrado, y si estás haciendo el tonto con la bici y no lo sabes, es posible que te caigas.

Anuncios